¿Somos más inteligentes que nuestros ancestros?

¿Sómos más inteligentes que nuestros ancestros?

¿Somos más inteligentes que nuestros ancestros? Es una verdadera pregunta que genera debate y además es un tema complicado. Diferentes estudios muestran resultados distintos. He revisado varios de ellos, muchos contradictorios entre sí, y voy a tratar de hacer un resumen al respecto.

Una definición de la inteligencia

Definición de la inteligenciaLa inteligencia es un concepto difícil de definir. Una definición sencilla la describe como la capacidad de generar información nueva combinando la que recibimos del exterior con aquella de la que disponemos en nuestra memoria. Se trata de una capacidad general que implica varios factores: la memoria, el pensamiento abstracto, dirigida hacia la resolución de problemas o en la capacidad de adquirir conocimientos“.

Esa definición de Wikipedia, puede ser aún más compleja con el facto que muchas personas piensan que no existe una forma de inteligencia sino varias…

La inteligencia de nuestros ancestros

Aunque nuestros ancestros nunca han pasado un test de cociente intelectual, podemos evaluar algo de su inteligencia observando la evolución. No tenemos ni la menor idea de lo que pensaba Lucy mirando las estrellas en el cielo. Durante miles de años, antes de la historia, para nuestros antepasados la inteligencia ha sido la clave de nuestra supervivencia. Según el premio nobel de medicina, Christian De Duve, nuestros ancestros no han conquistado el planeta con su adaptación física pero han cumplido todo con su única inteligencia: desarrollando herramientas y adaptando el ambiente al él y no adaptándose al ambiente cómo las demás especies. Durante miles de años antes de la historia, la inteligencia fue entonces la clave de la supervivencia y de la evolución.

¿El pico de la inteligencia hace 2.000 años?

Inteligencia antiguëdadLo menos que podemos reconocer es que nuestros antepasados de ese época eran bastante inteligentes. Les debemos, entre otras cosas, construcciones que aún no somos capaces de reproducir, ingeniería muy astuta, filosofía que aún estudiamos en nuestras escuelas y religiones que seguimos. Aunque no hay medida de su inteligencia, nuestros antepasados eran muy inteligentes.

Un estudio norte americano del año 2012 indica que el pico de la inteligencia humana fue entre 2.000 y 6.000 años atrás. Según las conclusiones de ese estudio, nuestra inteligencia se ha reducido a partir de esa época. Los científicos de la Universidad de Standford piensan que desde hace 2.000 años, los genes que manejan nuestras capacidades intelectuales han sufrido varias mutaciones que han reducido nuestras capacidades cerebrales.

Esas mutaciones, los científicos las atribuyen a los cambios de vida. Así, a partir de la historia, el proceso de selección de la naturaleza, que privilegiaba a los individuos más inteligentes se ha detenido. Peor aún, según los científicos, desde el momento en que éste proceso de selección natural por la inteligencia cambió, hemos permitido que las personas menos inteligentes se reproduzcan más que las más inteligentes. De modo que los genes menos inteligentes se  transmiten más, como consecuencia, la población se ha hecho menos inteligente durante esas 120 últimas generaciones. Los expertos piensan así que si una persona, por ejemplo de la Atenas antigua, se presentara en nuestra época, lo más probable es que tendría una inteligencia más veloz y brillante que la nuestra.

Un uso diferente de la inteligencia

Más inteligentes que nuestros ancestrosSegún el profesor ruso de biología Stanilsay Drobyshevskiy, hemos cambiado la forma de usar nuestra inteligencia. Según el biólogo, los hombres de la prehistoria sabían hacer de todo, por ejemplo: hacer una hoguera, usar las herramientas a su disposición, cazar, construir un albergue, reconocer y usar las plantas comestibles así como las plantas medicinales, etc. Eran a la vez constructores, médicos, ingenieros y maestros en todos los trabajos. No tenía elección si querían sobrevivir y proteger a su familia.

Él sostiene además, que desde hace 2.000 años, en la era de los profesionales, necesitamos expertos que van a construir nuestra casa, otras personas que van a proveer los alimentos a nuestros mercado, otras personas que tienen los conocimientos de medicina, etc. Cada uno de nosotros solo nos enfocamos en una tarea.

Conocemos nuestra tarea pero somos impotentes frente a lo general. Mirando nuestro mundo, el científico ruso lo ve como un hormiguero y se pregunta si somos más inteligentes que nuestros antepasados, quienes sabían muchas más cosas generales que nosotros. Así mismo, piensa también que somos cada vez más lentos en pensar y estima que las actividades que consideremos como intelectuales, como por ejemplo jugar ajedrez son menos complejas que construir una casa.

Pero, no hay que preocuparse demasiado. Según el profesor Robin Dunbar de la Universidad de Oxford en Inglaterra, esa pérdida de inteligencia es lenta y se cuenta en decenas de miles de años.

¿La inteligencia nuestro objetivo de evolución?

Inteligencia y evoluciónAunque la inteligencia, como lo hemos visto fue el motor de nuestra evolución hasta hace 2.000 o 6.000 años atrás, ¿cómo es ahora? Cuesta entender que la fama de unos futbolistas o cantantes sea superior a la de nuestros mejores científicos. Los verdaderos inventores ganan mucho menos que actores de cine y peor, políticos corruptos que toman grandes decisiones para la humanidad piensan en su bienestar antes del interés global.

Unos podrían decir que el sistema educativo esta mucho más desarrollado que hace 2.000 o 6.000 años. No es falso… pero nuestro sistema educativo está mal estructurado. Formateamos a los alumnos, insistimos en enseñarles a aprender algo y no a pensar. Las escuelas no desarrollan el pensamiento ni la creatividad, dos bases importantes de la inteligencia. Así, la población en general tiene más conocimiento que nuestros antepasados pero hacemos todo para limitarla, para hacer que los mejores cerebros no se pueden expresar. ¿Si fuéramos más inteligentes que nuestros antepasados porque no inventamos cosas realmente novedosas, porque seguimos con guerras inútiles en el siglo 21, porque destruimos nuestro planeta?

¿Pero somos al menos más inteligentes que nuestros abuelos?

¿Somos más inteligentes que nuestros abuelos?Algunos estudios muestran lo contrario, un aumento de la inteligencia humana. En efecto, muestran un aumento del cociente intelectual de la población desde los años 30, basándose en los test de IQ como prueba. El profesor en ciencias políticas James Flynn ha realizado varios estudios sobre la evolución del cociente intelectual continua durante un siglo. Sus resultados, ahora llamado el efecto Flynn fueron verificados en otros 26 países además de Nueva Zelanda donde él vive.

Según el efecto Flynn, los resultados a los test de IQ suben de 3 a 5 puntos cada 10 años. Según su estudio, si sometemos una amplia población a un test de IQ similar al test usado hace 30 años, el IQ promedio no sería de 100 sino estaría entre 109 y 115. El efecto Flynn nos permite pensar entonces que somos más inteligentes que nuestros abuelos.

De manera paradójica, James Flynn publicó también un estudio polémico en el cuál muestra que las mujeres menos inteligentes tenían en promedio de 2.57 hijos mientras que las más inteligentes solamente 1.85 explicando que este fenómeno disminuye la calidad del ADN responsable de las capacidades intelectuales.

Explicación del efecto Flynn

Efecto FLynnEl resultado sorprendente de los estudios de James Flynn fue cuestionado por numerosos científicos. Unos han aportado explicaciones a esa mejora en los resultados de test de IQ.

Así, según el psicólogo británico Chris Brand, los jóvenes ahora están acostumbrados a trabajar en situaciones en la cual el tiempo es limitado, de modo, que la sociedad actual los incitará a contestar un máximo de preguntas aunque no estén seguros de sus respuestas. Eso explicaría porque, ellos tendrían mejores resultados. Ensaya también una segunda hipótesis, la cual sostiene que los niños de ahora están más acostumbrados al tipo de preguntas usadas en los test.

Para otro psicólogo, la complejidad de la urbanización y de nuestra sociedad nos han permitido desarrollar más nuestra inteligencia abstracta, la cual es usada en lo test de IQ.

Otros estudios muestran que mientras más temprano y fácil sea el acceso a la escolaridad, mejores serán los resultados; lo que podría explicar porque en países en crecimiento los resultados mejoran de manera notable.

Por otro lado, un biólogo francés señala, que nuestro comportamiento alimenticio ha cambiado mucho desde hace un siglo. Ahora, los niños tienen acceso a todo tipo de comida mientras que hace un siglo atrás, las personas tenían una alimentación menos equilibrada a partir de productos locales. Esa diferencia hace que ahora un niño normal tenga todas las vitaminas y minerales necesarios para el crecimiento ideal de su cerebro mientras que antes, muchos niños sufrían de carencias. El científico francés explica entonces que los niños de ahora son más inteligentes que antes únicamente porque su cerebro ha podido desarrollarse más que un cerebro con carencias nutritivas de la época de nuestros abuelos.

El efecto Flynn en vía de desaparición

Menos inteligentes que nuestros abuelosEs un hecho interesante. El efecto Flynn esta disparándose en países como Europa del norte. En esas regiones del mundo, los resultados de inteligencia han llegado a la cima y se mantienen sin variación alguna. Los científicos estiman que se ha llegado a la cumbre en esos países y no hay crecimiento en los resultados porque los elementos que afectaban de manera negativa a la inteligencia han desaparecido. Peor aún, los científicos han visto que el efecto Flynn no solamente ha desaparecido en Europa del norte, sino también se está produciendo un efecto inverso. Los niños de ahora son un poco menos inteligentes que los de hace 10 años.

Dentro de las explicaciones a esa regresión se encuentran, según los expertos, varios factores. La alimentación ha cambiado de manera negativa; en efecto, los alimentos industriales para niños ahora se encuentran enriquecidos con vitaminas y minerales. Los padres que alimentan así a sus hijos pueden hacer más daño que beneficio. En efecto, la falta de vitaminas o minerales es dañina para la salud y el crecimiento pero el exceso también lo es y es lo que se presenta ahora en muchos niños. Los productos químicos añadidos en su alimentación (conservantes, colorantes, extensor de sabor, etc.) tendrían también efectos negativos a nivel endocrino y en el desarrollo del cerebro.

Otros científicos insisten también en los efectos negativos de las vacunas así como la falta de estimulación mental. Es obvio que pasar horas frente al televisor o a video juegos no ayuda al desarrollo de la inteligencia…

En conclusión

Al leer todos estos estudios estoy pensado que es muy posible que seamos menos inteligentes que nuestros antepasados de hace 2.000 años. Con respecto de si somos más inteligentes que nuestros abuelos, al parecer sí lo somos, al menos en los resultados de IQ pero ¿por cuánto tiempo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

574 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>