Asociación superdotados Perú

Adultos superdotados ¿cómo reconocerlos?

Adultos superdotadosHipersensible, ansioso, perfeccionista. Los adultos superdotados son a menudo diferentes a pesar de sus esfuerzos en tratar de parecer normales. Estas son algunas de las claves para entender mejor.

Es probable que tenga a su alrededor a algún superdotado pero es posible que nunca lo haya identificado como tal. Sin duda usted conoce a alguien que le fascina por su conocimiento, le encantará por su brillantez porque le hace preguntas que parecen no tener sentido.

Sin embargo, usted puede estar intrigado, por la moderación y el silencio de un ser querido. Usted encuentra curioso que no participe en la conversación, al tiempo que parece no perder el ritmo, con una mirada intensa sobre los ponentes y un comentario relevante si lo cree conveniente.

Sin duda, hay también en su entorno un gruñón empedernido, que nunca es feliz consigo mismo, los demás y la forma en que el mundo se desarrolla.

Usted probablemente ya ha conocido a una persona que parece hipersensible a temas profundamente preocupantes aunque estén muy alejados de su realidad. Alguien cuyo perfeccionismo excesivo lo deslumbra y parece inentendible para usted.

Los adultos superdotados perturban

En resumen, los superdotados no son sólo los niños que llaman la atención cuando hay dificultades incomprensibles para su capacidad de aprendizaje. También son los adultos que a menudo viven inmersos en su mundo profesional como personal.

¿Es su sentido imperioso de justicia, su ruidoso rechazo a la hipocresía y fingimiento y su silencio respecto a lo absurdo lo que les dificulta integrarse a los demás? ¿O es que es los demás no razonan al mismo nivel y para no sentirse menos tienen mayor capacidad de integración?

Sin embargo, hacen de todo para ser como los demás

El gran problema es que desde la niñez, los superdotados tratan al máximo de parecerse a los demás, incluso dejan su inteligencia de lado y actúan como payasos para ser aceptables a los ojos de sus compañeros. Por lo tanto, tiende a desarrollar un «falso yo», es decir, una fachada de la personalidad que para ser aceptados.

Él pone todo su talento para lograrlo pero si fracasa que se refugia en la agresividad, el silencio o comportamiento autodestructivo en respuesta a un mundo que él no entiende.

Superdotados, una vida con un cerebro en estado de agitación

SuperdotadosSu IQ (coeficiente intelectual) descomunal nos hace soñar. Sin embargo, un cerebro que gira a gran velocidad constante no siempre es un regalo.

Se les llama «dotados», «High IQ», «Alto potencial intelectual.» Ellos constituyen aproximadamente el 2% de la población. Los pocos estudios realizados sobre estos superdotados muestran que su cerebro es como un árbol de Navidad: Contiene innumerables conexiones neuronales, lo que hace que procesen cualquier información a alta velocidad.

La revelación y el reinicio

¿Qué sucede con el talento en la edad adulta? La pregunta atormenta el pequeño escuadrón de psicólogos clínicos que durante veinticinco años ayudaron a niños a desarrollar su potencial. Se sabe que un tercio se sume en el aburrimiento, otra tercera parte cambia y se vuelven “normales” por decirlo así y el último tercio es perfectamente feliz siendo así.

Al no encontrar respuestas exactas, los médicos desean saber porque los superdotados cambian con el tiempo.

A primera vista, los superdotados ocupan todo tipo de posiciones en todo tipo de empresas. Son criadores de gatos persas, abogados, informáticos, empresarios, artesanos, actores, etc. Muchos de ellos sueñan estudian y desarrollan una profesión como derecho, ciencia política y ciencias de la comunicación con el objetivo de mejorar el mundo.

Muchos de los superdotados no ceden en sus objetivos planteados desde la infancia, a pesar de experimentar fracasos y enfrentar barreras sociales.

Sorprendentemente, los superdotados encuentran su vida satisfactoria y se definen a sí mismos principalmente como «hipersensibles”. Utilizan su emoción para dibujar energía creativa.

En la mayoría de las personas, el sistema de pensamiento es analítico: el hemisferio izquierdo del cerebro le permite organizar la información y medir el flujo de pensamientos anexos. Entre los superdotados, el hemisferio derecho del cerebro es el dominante: tienen un sistema intuitivo de pensamiento, «analógico», que trabaja usando la asociación de ideas.

Los adultos superdotados no pueden inhibir los pensamientos divergentes que aparecen en sus mentes y a menudo sueñan con tener el botón de “pausa” para detener la máquina. Los superdotados más felices son quienes aprender a controlar sus emociones, así como el verdadero turbo de su pensamiento.

La meditación consciente es una herramienta poderosa para que los superdotados logren controlar sus emociones. El problema es que este tipo de personas raramente logra la alineación de la mente, el cuerpo y el tiempo. Tienen la sensación de no estar en el ritmo del mundo y de los demás.

Estar libre de modelos impuestos
La autoestima apoya todo el edificio de bienestar. Un estudio americano siguió el destino de 1.500 niños superdotados entre 1921-1999: Se demostró que, en la infancia, la presencia de un tercero – con excepción de padres amorosos – era determinante para que estos niños tengan confianza en sí mismos. Es esta conexión emocional fortalece la autoestima y enfatizan la felicidad.

Sin embargo, con la edad las cosas cambian. El estudio Ícaro realizo una investigación entre 400 personas mayores de la Tercera Edad de la Universidad de Toulouse en Francia. Se estableció un vínculo entre «altos funciones cognitivas y un alto nivel de satisfacción con la vida». Es decir, cuando los superdotados están viejos recién se atreve a decir que son felices.

Adultos superdotados: ¿cómo gestionar la diferencia?

Adulto superdotadoCon las capacidades cognitivas excepcionales que poseen, los adultos superdotados a menudo experimentan un cambio. Sin embargo, ¿Cómo logran adaptarse a su entorno?

Al reunirse con sus colegas, Matías, de 32 años, está seguro de saber la solución a los problemas en los primeros minutos pero no es capaz de explicarlo: «Lo sé, eso es todo» Matías no es un pretencioso atroz, es «justo» de talento, con un coeficiente intelectual de 140.

La ayuda profesional fue determinante para su adaptación: «Después de largos años de vagar por fin encuentro el terapeuta adecuado que pone en mi las palabras correctas». Un sentimiento compartido por la mayoría de los adultos superdotados, lo que representa aproximadamente el 2% de la población.

¿Cuáles son las barreras que enfrentan estas personas con capacidades cognitivas inusual?

¿Cómo ayudar a gestionar esta «diferencia»?

«Esta sensación de no estar en el mismo ritmo que los demás, a menudo es lo que me hace regresar a consulta», afirman muchos superdotados adultos. Los especialistas que han tratado estos casos afirman: «Cuando se trata de resolver un problema, el adulto superdotado a menudo sabe como solucionarlo pero son incapaces de justificar esta respuesta, lo que les pone en problemas y desestabiliza a sus interlocutores”. Los superdotados son generalmente personas con un agudo sentido de los valores y un control de precisión por encima de la media.

Inalterable sed por el conocimiento que necesita satisfacer

Los superdotados son individuos deseosos de aprender y generalmente muy creativos, debemos promover este aspecto de ellos con el riesgo de perderlos. «Tendemos a llamarlos inestable, debido a que con frecuencia cambian de trabajo”, plantea un psicoanalista.

Pero no es porque no logran asentarse sino porque no son compatibles con la idea de no seguir «alimentándose intelectualmente”.

Esta sed inalterable para el conocimiento Jorge siempre ha observado en su padre, un italiano llegó a la ciudad de Nantes en Francia y que en cuestión de semanas ya sabía mucho más de los que vivían allí. “Era nuestro Google mucho antes de la llegada de Internet”.

Pero cuando el padre de Jorge cayó enfermo y noto que sus funciones intelectuales se deterioraron, se dio por vencido. «Él no luchar por sobrevivir. La vida para él no tenía sentido sino podía seguir aprendiendo”

«Su increíble memoria y su forma de aprendizaje nunca le ayudaron desde el punto de vista social», dice Jorge. «Cada día que tenía el don de molestar a sus interlocutores y a mí con su certeza de siempre tener la razón”. Aunque altruista y benevolente, fue incapaz de expresar sus sentimientos.

Acompañar los adultos superdotados en el cribado sin el catálogo

La gestión de las emociones es uno de los principales retos para los superdotados. A menudo, la frustración de no poder conseguir sus ideas cuando están convencidos de su validez puede provocar un desbordamiento emocional en los superdotados.

Esto da lugar a un «bloqueo» como el padre de Jorge, o por el contrario, la dificulta de contenerse.

Adultos superdotados, esas cebras divertidas

El término «cebra», adoptado por muchos superdotados, se introdujo por primera vez por Jeanne Siaud-Facchin en su libro demasiado inteligente para ser feliz – El adulto dotado. Terminología para «desconectar representaciones engorrosos» y elegido especialmente porque «la cebra se distingue claramente de otros en la sabana, es tan diferente sin dejar de ser lo que es. Así como nuestras huellas dactilares, las rayas de las cebras son únicas y permite que se reconozcan entre sí.

La superdotación suele ir acompañada de hipersensibilidad, lo que puede ser visto por otras personas como problemático e incluso extraño. Cuando los superdotados entienden por qué se comportan de manera diferente de sus colegas, amigos o familiares, puede adaptarse más fácilmente.

Demuéstrales que nuestro desarrollo intelectual no es el mismo que el suyo

“Si les demostramos que nuestro desarrollo intelectual no es el mismo que el de ellos, entonces es posible llegar a un mejor entendimiento mutuo”.

Jeanne Siaud-Facchin recuerda bien el caso de un joven superdotado cuya pareja estaba convencida de que sus discusiones eran por su poca capacidad intelectual. “El trataba de explicarme una ecuación y actuaba de buena fe pero yo no lo entendía y eso parecía sacarlo de sus casillas”

En general, no existe un manual para que los superdotados aprendan a tratar a sus seres queridos. Es necesario, sobre todo, que estas personas están dispuestas a ser ellos mismos y que los demás estén dispuestos a entenderlos como son.

Share