Asociación superdotados Perú

Identificación del adulto superdotado

Identificación del adulto superdotado

El mejor método es el diagnóstico clínico (o evaluación cualitativa), hecha por un especialista capaz de reconocer un adulto superdotado. Se basa en la observación de la forma de pensar y las características mencionadas anteriormente, es decir, no rasgos de carácter, en particular, sino más bien la intensidad con la que están presentes: El superdotado puede tener las mismas cualidades y defectos que cualquier hombre o mujer pero exacerbado. Dicen que son «como todo el mundo, “pero más», «más», «demasiado».

Los médicos, psiquiatras y psicólogos que no son conscientes de esta característica diagnostican rápidamente «problemas» en lugar de «otra forma de normalidad» (ver los problemas reales o percibidos).

El test de inteligencia sólo se debe utilizar para confirmar el diagnóstico clínico. Por desgracia, la ignorancia antes mencionada a menudo conduce a confiar sólo en esa única prueba para establecer la condición de alto potencial o no.

Por otra parte, el coeficiente intelectual es a menudo el único criterio indiscutible «frente a terceros” siendo útil en ocasiones para negociar con un maestro o director.
El umbral es de 130 (2,1% de la población), generalmente se comienza a sospechar una posible dotación con 125 o 120 (5% de la población), por tanto, la dotación necesita ser confirmada por otras observaciones.

Sin embargo, hay que ser cautos: un niño (o un adulto) puede perfectamente «desempeñar mal» una prueba, porque su perfil es «inarmónico» porque el estrés le impide su pleno potencial o porque le aburre. El peligro es, entonces, ser temporal o definitivamente clasificados como «no es de alto potencial» y buscar respuestas en otra parte (la psiquiatría). Lo que además provoca un cambio constante. Por ello es de suma importancia la dirección es de un verdadero especialista.

Pruebas de coeficiente intelectual para el adulto superdotado

Identificación de los adultos superdotadosDesde siempre el hombre ha tratado de medir la inteligencia. Las pruebas psicométricas fueron inventadas en 1904 por Binet, en un comité ministerial sobre el tratamiento de los niños con discapacidad intelectual.

El IQ fue inventado en 1912 por Stern, por el cociente entre la puntuación obtenida por un niño a la prueba de Escala de Inteligencia Binet y el rendimiento promedio de los niños de la misma edad. El IQ también se utiliza para medir la edad mental del niño.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Asociación Americana de Psicología ofrece servicios para ayudar a las fuerzas militares. Se suministraron pruebas de inteligencia colectiva a la mayoría del ejército. Al final de la guerra, 1,7 millones de reclutas habrán pasado estas pruebas.

Entre los años 20s a los 60s, la creación y aplicación de las nuevas pruebas de inteligencia tuvieron auge. En 1939, Wechsler ofrece una alternativa a la de Binet-Simon, a fin de permitir el procesamiento estadístico. Es esta prueba (revisado varias veces) sigue siendo hoy en día una de los más utilizadas.

David Wechsler (1896 Lespedi, Rumania – 1981, Nueva York), es psicólogo y diseñador de las siguientes pruebas:
WAIS (Wechsler Adult Intelligence Scale) Escala Wechsler (test de inteligencia) para los adultos 16-89 años de edad.
WISC (Escala de Inteligencia de Wechsler para niños): Escala Wechsler (test de inteligencia) para niños y adolescentes de 6 años a 16 años 11 meses.
WPPSI (Wechsler Preescolar y Primaria Escala de Inteligencia): Escala Wechsler (test de inteligencia) para los niños en edad preescolar 2 ½ a 6 años 9 meses.

Share