Asociación superdotados Perú

Vagando a la revelación

El camino del adulto superdotadoComenzaremos por recordar algunos aspectos de la trayectoria seguida por los adultos superdotados hasta la revelación de su don intelectual, su curso y su resultado.

Una desolación interior indescriptible

El sentido de desolación es imposible expresar, hay momentos en que las palabras, todas las palabras, incluso la más precisa, no significan nada. Esta vaga tristeza que no tiene nombre ni rostro, como la nostalgia por un paraíso que nunca ha conocido, simplemente podría ser una depresión transitoria.

Es debido a esta «tristeza» que al superdotado no les interesa los mismos temas que sus amigos. Es demasiado serio y austero porque está deprimido, su estado de ánimo es diferente al del resto a su alrededor. Por eso es que hay jóvenes que permanecen como en la oscuridad en todo momento, sin que sepamos muy bien por qué.

Hacer esfuerzos

A los superdotados les es difícil hacer un esfuerzo por horas para escuchar conversaciones aburridas, a reír con educación, por tratar de decir algunas palabras adecuadas a la situación. Sus palabras pueden reflejar un interés pero también pueden mostrar la ignorancia de un sujeto muy alejado de las preocupaciones ordinarias. Puede parecer un tonto porque no está al tanto de las últimas noticias o porque es demasiado distraído y demasiado indiferente, o tal vez, puede parecer demasiado intelectual, lo que es aún peor. Su silencio parece despreciar a quienes hablan de un evento, un programa de televisión, un escándalo financiero.

A un superdotado le es tedioso para pasar su tiempo libre tratando desesperadamente de parecer una persona diferente porque ‘no hay alternativa. Siente demasiado miedo al pensar que es único en su especie, condenado a vagar eternamente en un desierto emocional, fingiendo ser como los demás.

Una desolación helada y discreta

La vida de un superdotadoSea niño o adulto, la persona superdotada sabe rápidamente que será perfectamente normal estar siempre un poco aparte de los demás, sabe que inevitablemente habrá diferencias más o menos evidente con el resto y que algunas de estas diferencias serán más o menos soportables

Esta desolación helada sigue siendo discreta. La soledad le sienta bien y no hay otro estado que le sienta tan bien. Los niños dicen, naturalmente, “no tengo ningún amigo» y se contentan con sabiduría, ya que es su suerte.

Desde Kindergarten experimentan la soledad. Los padres cuentan su sorpresa cuando se dan cuenta de que su hijo está solo en el patio, mientras los otros charlando, riendo y corriendo. Estos niños responden con una mirada escéptica cuando les dicen que más adelante tendrá todos los amigos que quiera. Sospechan de una manera disimulada que se lo dicen para que obtenga buenas calificaciones y así pueda elegir una profesión en donde abunda talento.

Los niños, en su inocencia, tienen el derecho a ser diferentes, entonces todo debería volver a la normalidad en la adultez. Los adultos son igualmente inteligentes, con diferentes mentes y eso es todo.

A veces es más fácil hablar sobre los niños superdotados que sobre los adultos para que un superdotado se reconozca a sí mismo. Si hablamos sobre adultos superdotados muchos de ellos encontrarán diferencias pero si hablamos sobre niños superdotados ellos empezaran a recordar y reconocer alguna características y se darán cuenta que ellos poseen esa cualidades especiales desde que eran infantes.

Pero el don intelectual no se puede tratar, entonces ¿cuál es el punto de abordar un tema que no tiene nada que decir? Si los adultos superdotados sufren es su problema, no necesariamente está relacionado directamente con su don. El punto es que al hablarles sobre sus dones y características, los adultos superdotados pueden a empezar a reconocerse a sí mismos como personas de una mente privilegiada y a la vez pueden entender el porqué de su naturaleza solitaria.

El superdotado prefiere mantenerse alejado del riesgo y así magnifica su soledad. Por ejemplo, el chico que ignora a una chica dulce y bonita que le pide ayuda porque tiene miedo de expresar sus sentimientos y le rompan el corazón. El prefiere no arriesgar y dejarse llevar por el miedo y la ansiedad y finalmente paga el precio de la soledad.

Al igual que la chica que no puede dejar de llorar, que envidia a sus amigas con muchos amores. Ella podría encontrar fácilmente un pretendiente, especialmente si en lugar de pronunciar sus ideas demasiado originales y a veces aterradoras, prefiriera escuchar a quienes la quieren conquistar. No se da cuenta de que ella asusta a los hombres con su manera de ser.

No te conviertes en normal sin impunidad

Dificuldades del adulto superdotadoUn superdotado puede parecer uno más en un grupo de amigos pero en hay una diferencia impalpable, siempre regresa a su soledad, que parece ser su refugio preferido.
Si nos ponemos a pensar detenidamente, lo que consideramos «normal» no significa nada y no corresponde a ninguna realidad. El problema con esta idea se basa en como la mayoría actúa. Lo cierto es que no existe uno o dos superdotados en el mundo, hay un montón de gente así y esta manera de actuar para ellos es perfectamente “normal”.

Los niños superdotados son, unos más que otros, propensos a los trastornos mentales, muchas veces debido a la presión de sus padres por desarrollar su inteligencia a la fuerza. Ellos piensan que por ser dotados deben exigirles a su hijos que logren una capacidad intelectual superior. Lo que muchas veces genera un descontrol emocional en estos niños.

Ambigüedad

Por un lado, la gente intelectualmente superdotada tiende a identificar las debilidades con lucidez implacable y no se creen superiores a otros. Por otra parte, estas mismas personas con talento parecen deliberadamente alejadas de los demás, dicen cosas incomprensibles, tal vez simplemente han preferido extender el espíritu de su infancia.

Esta «diferencia» se extendería indebidamente a un estado infantil en la edad adulta. Sabemos que la excusa que más a menudo alegan los profesores para prohibir un descanso de clases es «inmadurez». Seria esta predisposición al infantilismo la que explicaría la conducta de los superdotados en la edad adulta

El término inmadurez a menudo tiene un efecto negativo para un niño superdotado. Si asocia que ser inmaduro es parte de ser superdotado, estará obstinado en retrasar su crecimiento como ser humano. La inmadurez hace que los adultos superdotados den la impresión de no vivir plenamente consigo mismos, como si no hubiera unos desconocidos dentro de su propio mundo.

Por otra parte, aunque una persona sea adulta, siempre es el hijo de sus padres, hermano o hermana mayor de la familia y una vez que comience a verse a sí mismo de forma diferente, percibirá el cambio inmediatamente por la manera en que los demás lo tratan.

Cuando estos adultos empiezan a encontrar pistas sobre su identidad, casi no pueden creer que sea real. Piensan que podría ser una ilusión más, como las amistades sinceras que habían creído tener o el amor que creyeron haber encontrado y que solo fue una decepción

Así que esa luz que parece iluminar sus almas debe considerarse con cautela, circunspección y sin entusiasmo, pues las decepciones son demasiado amargas.

Al parecer, el elemento más importante en estas personas es la imagen que tiene de sí mismos, y esta imagen ha sufrido muchos avatares desde el día que el niño comenzó a darse cuenta de que no había alguien igual a él en su entorno.

Cuando los niños leen un informe de examen psicológico, que los describe como realmente son, sienten un alivio inconmensurable. Pensaban que eran idiotas, anormal en el sentido más horrible y descubren que poseen una finura de espíritu raro y precioso, que sabe cómo usar una imaginación vertiginosa y pueden darse el lujo de soñar con un futuro lleno de promesas, debido a que sus capacidades les permiten lograr todas las ambiciones. La imagen deshilachada que tenían de sí mismos se repara milagrosamente e incluso se sienten felices.

Los adultos que no han experimentado este tipo de satisfacción, mantienen una imagen negativa de sí mismos, con agujeros de sombra, lagunas, vacíos, como un rompecabezas que le falta algunas piezas. Si estas piezas ocupan lugares claves, la imagen nunca será satisfactoria y la escasez parecerá evidente, incluso para un observador casual. ¿Qué pasa con el portador de esta imagen reducida pero que no sabemos qué parte le falta?

A la larga, su vida caminara por el desorden, se sentirá confundido, oprimido y con la sensación de llevar una carga pesada que le incomoda realizarse.

Una terapia seria lo recomendable aunque no siempre proporciona la comodidad esperada. Esto debido a que para un superdotado siempre es fácil encontrar una buena razón para su malestar. A veces es mejor que lleven a cabo su propio camino. Los que han experimentado períodos de intenso sufrimiento, dificultades de todo tipo y aun así han podido mantener una energía vital para sobrevivir saben que se puede avanzar poco a poco hasta encontrar el camino correcto hacia la satisfacción personal y aceptación plena.

Share