Asociación superdotados Perú

Un niño superdotado hace de su diferencia su riqueza

Diferencias con los niños superdotadosSer un niño superdotado y precoz es una característica que nos imaginamos desde el primer momento como una oportunidad, un don. Pero también puede significar dificultades e incomprensiones.

Debido a que se sabe poco, los jóvenes superdotados pueden enfrentar una ruta traicionera, tanto social como académicamente. Por tanto, los padres desempeñan un papel crucial para ayudarlos a comprender quiénes son y acompañándolos en la vida cotidiana.

Para la psicóloga Jeanne Siaud-Facchin, los niños superdotados son como las cebras. Le gusta llamarlos así porque son atípicos y únicos, igual que estos caballos de piel rayada. En cuanto a nivel internacional, por lo general se usa el termino HP, para decir alto potencial.

¿Los programas de televisión, diarios y demás medios hablan más de los niños superdotados debido a su creciente número? Por supuesto que no, dice Jeanne-Siaud Facchin, que conecta la explosión del fenómeno más bien el simple hecho de que estos niños están mejor identificados hoy.

Según Jeanne-Siaud Facchin «Para ayudar a estos niños a vivir sus diferencias como riqueza, es esencial que su familia los entienda y apoye. Para que puedan construir una identidad estable y florecer, como cualquier otro niño”.

Diferente intelectualmente sino también emocionalmente

Decir que un niño superdotado es sólo un niño más inteligente que el promedio y reducir la diferencia a un coeficiente intelectual por encima de 130 es la principal idea errónea de que los padres y los niños pueden enfrentar. Porque si bien el coeficiente intelectual es un indicador, no es parte de la personalidad. Pero ser superdotado es un todo, está hecho del potencial intelectual del niño así como de su personalidad.

Intelectualmente, el niño superdotado se distingue por la forma particular de su inteligencia. «La diferencia es cualitativa, no cuantitativa como uno podría pensar», dice Jeanne-Siaud Facchin.

El cerebro de estos niños procesa la información más rápidamente, lo que resulta en una hiperactividad neuronal real. También se podría añadir que su percepción sensorial es muy potente (su punto de vista es más amplio, su oído le permite escuchar varias conversaciones al mismo tiempo, su sentido del olfato es ultrasensible.

Emocionalmente, el niño superdotado es ante todo un hipersensible, sus emociones están en lo más alto: su amor, la ira, el miedo o la susceptibilidad son de intensidad inusual. Sus sentidos eufóricos también permiten sienta cosas imperceptibles y la empatía, la capacidad de sentir las emociones de los demás, es su sexto sentido.

Es particularmente sensible a la justicia, pero sobre todo la injusticia. Su búsqueda de la verdad es una necesidad absoluta, por lo que es un niño muy moderno, en búsqueda de sentido, muy humano y generoso.

Si lleva un panorama claro sobre su medio ambiente, su desilusión es a menudo muy dolorosa. Es inteligente, sensible, creativo y con visión de futuro: el niño superdotado, a pesar de las dificultades, siente que tienen todas las cartas en la mano para crecer y tener éxito.

Escuela y superdotados no siempre van bien juntos

Diferencia niño superdotadoEsto se debe a que los padres a veces tienen miedo de parecer personas pretenciosas que le pegan una etiqueta de superdotado a su hijo desde el principio o simplemente porque no han visto en su bebé señales de que tengan un alto potencial intelectual.

A partir del jardín de infantes se nota que hay un contraste entre los niños superdotados y los demás. Tienden a dibujar mejor y aprenden más rápido que el resto. Al final, sus maestros ven que responden todo rápido y que dan respuestas demasiadas complejas para su edad.

En la educación primaria, el niño superdotado aprende todo muy rápido, por lo que tienden a no trabajar. Algunos de estos niños si se adaptan al plan educativo de su escuela, sin embargo, no es el caso para todos. Los problemas sociales son cada vez más pesados. Este tipo de niño tiene dificultades para hacer amigos con sus compañeros de clase. Su relación con los adultos y los profesores se vuelve problemática y los niños suelen pasar por insolente, impertinente. Esto genera que se sientan incomprendidos y rechazados.

En la universidad, parece que el joven superdotado logra lidiar con su inteligencia pero es aquí cuando se hace necesario implementar estrategias de aprendizaje reales que no han adquirido hasta entonces. De lo contrario, todos los conocimientos adquiridos se derrumbaran.

Al igual que en la escuela secundaria, la mayor dificultad que enfrentarán es la orientación. Cuando tenía 10 años quería ejercen todas las profesiones en el mundo y ahora tiene que hacer una elección. En algunos casos esto los lleva de sabotear su escolaridad para posponer el mayor tiempo posible el momento fatídico de la elección.

La importancia de que el niño sabe quién es

Cualquiera que sea la edad en la que se identifica al niño, es necesario llevarlo con un psicólogo autorizado para su evaluación. Esto permite a los niños y a los padres comprender mejor las dificultades que pueden encontrar y tener en cuenta la ayuda necesaria, efectiva y apropiada.

La evaluación no solo está pensada para etiquetar al niño y sellarlo en un perfil. Sino que también pone de relieve los recursos y habilidades del niño. Esto le servirá para darle confianza a seguir adelante y también, en algunos casos, para recuperar la autoestima, a veces destruida por años de fracaso escolar.

La evaluación psicológica se puede hacer en tan sólo unas horas. Consiste en pruebas de inteligencia (con evaluación de IQ) y pruebas cognitivas (evaluación de la personalidad). Una vez que se de el diagnóstico y el después de identifica las dificultades encontradas, el psicólogo puede sugerir vías de trabajo. También puede proporcionar asesoramiento psicológico y, en caso necesario, reorientar a la familia para llevarlo a un psiquiatra o neurólogo.

Con el apoyo y la asistencia, muchos niños aprenden a vivir con sus diferencias y hacen una fortuna. Lo que les ayuda a desarrollar todo su potencial son tres elementos esenciales: un entorno emocional estable (un ambiente familiar en cuestión), terapias y la sensación de ser comprendido y tomado en consideración (de ahí la importancia de la detección temprana).

Share