Asociación superdotados Perú

Una buena proporción de las personas con alto cociente intelectual sufren de problemas de aprendizaje. El que se asemeja al Trastorno de Déficit de Atención (TDA) con o sin hiperactividad (TDAH cuando está asociado con hiperactividad)  es responsable de problemas en la escuela. En muchos casos, los profesionales se equivocan y diagnostican un TDA o TDAH sin ver un alto CI. ¿Existen superdotados intelectuales con verdadero TDAH o es solo una equivocación en el diagnostico? Explicación y diferencias…

Trastorno déficit de atención superdotado intelectual adulto

Problemas de aprendizaje del superdotado intelectual

Según un estudio de la ortofonista francesa, Caroline Mann Kiefer, 45% de los niños con alto CI tienen problemas de aprendizaje. Los principales problemas de aprendizaje presentes en los superdotados son las dislexia-disortografías fonológicas y las dispraxias (torpeza, trastorno de la coordinación motora, escritura ilegible). Unos investigadores alemanes han demostrado recientemente que la gran memoria (visual y de lenguaje) y el vocabulario más avanzado de los niños superdotados ocultan muy a menudo la presencia de dislexia. Otro problema muy frecuente, que puede afectar el rendimiento escolar, es el déficit de atención.

Déficit de atención y alta inteligencia

Actualmente, el debate sobre el tema es vasto. Se sabe que el TDAH es el diagnóstico más común en personas superdotadas y que hay muchas personas talentosas en la población con TDAH. Sin embargo, los expertos estadounidenses estiman que alrededor del 50% de las personas superdotadas a las que se les diagnostica TDAH en realidad no lo serían.

¿Por qué? Porque la mayoría de (neuro) psicólogos que evalúan el TDAH creen que la superdotación es solo un coeficiente intelectual ≥ 130; lo cual no es así. Este malentendido los lleva a atribuir el «TDAH» a lo que de hecho son comportamientos y perfiles cognitivos «normales» en las personas superdotadas. Pero también, porque los comportamientos del TDAH y los comportamientos de altas capacidades son muy similares. Además, los comportamientos de falta de atención son más comunes entre los superdotados que entre los «no superdotados».

Trastorno déficit atención superdotado

Solo el 5% de los superdotados presentan un verdadero TDAH

Desafortunadamente, todavía es muy difícil comprender los vínculos, por muy estrechos que sean, entre la superdotación y el TDAH. Por el momento, uno de los pocos equipos de investigación que se especializa en el tema (Antshel, 2008; Antshel et al., 2007) ha demostrado que el diagnóstico de TDAH sí es válido en niños con altas capacidades y que está presente en el 5 % de ellos (como en la población general).

Estos investigadores muestran que, en comparación con los niños con altas capacidades sin TDAH, los niños superdotados con TDAH se repiten con más frecuencia, necesitan más ayuda en la escuela y desarrollan más trastornos psiquiátricos en los adolescentes (episodios depresivos, trastorno de oposición, fobias sociales, trastorno obsesivo-compulsivo). Unos investigadores en Montreal también han demostrado que el tratamiento del TDAH con metilfenidato (Concerta®, Ritalin®) es tan eficaz en niños superdotados como en aquellos con capacidades intelectuales normales (Grizenko et al., 2012).

¿El superdotado soñador despierto o TDA ?

Una de las características que hace pensar que una persona con altas capacidades tiene trastorno de déficit de atención es que parece un soñador despierto. Cuando está en un aula o incluso en una discusión, de pronto parece que está soñado despierto, pensando en otras cosas. Dos cosas pueden generar ese comportamiento. O la clase o la conversación es aburrida o repetitiva y la persona empieza a pensar en otras cosas. Puede también que una idea lo lleva a otra por asociaciones de ideas. O algo se ha dicho y la mente del superdotado empieza a ver las cosas con mayor amplitud tomando en consideración varios factores. En ambos casos, el superdotado intelectual pierde el hilo de la clase o de la conversación. Eso le pasa incluso si trata de concentrarse.

TDAH superdotados intelectuales

Lo mismo pasa con la lectura, una forma de lectura automática

Muchas personas con altas capacidades sufren del mismo fenómeno con la lectura. Empiezan a leer concentrados y, de pronto, algo que ha leído lo lleva a pensar en otra cosa. Lo más curioso es que mientras piensa en otra cosa sigue leyendo, de manera automática, pero sin concentración. Eso lo obliga, muy a menudo, a retroceder para regresar donde su mente se descolgó. A pesar de sus esfuerzos para concentrarse, es algo que no puede controlar.

¿Cómo diferenciar un alto potencial con TDAH verdadero y no?

Hasta que la investigación arroje más luz, tenga en cuenta que las personas superdotadas sin TDAH generalmente pueden prestar atención y desempeñarse bien en la escuela, pero recuerde que se vuelven desatentas, inquietas e impulsivas cuando no está bien estimulado.

Por aburrimiento, se mueve aún más y es aún más impulsivo (especialmente los niños). Son incluso más demandantes que los superdotados sin TDAH. Más importante aún, muchos se enfrentan al fracaso porque carecen de control sobre su desempeño, que a menudo es muy variable y está por debajo de su capacidad intelectual. Debido a la falta de inhibición, son aún más intensos en sus vivencias emocionales, en sus acciones y en sus intereses.

TDA superdotado

Índices que muestran que el diagnostico de TDA o TDAH es equivocado en un superdotado intelectual

Aunque se encuentran características de un trastorno de déficit de atención en una persona con superdotación intelectual, no significa que sea realmente el caso. Algunos índices permiten refutar ese diagnóstico. Dentro de estos, encontramos:

  • Los problemas de déficit de atención han empezado con la escolarización, no existían antes
  • Es capaz de concentrarse de manera muy intensa y prolongada en tareas de su interés o que son desafiantes
  • Bastante dedicación a las tareas de su interés y procrastinación con las demás
  • Pierde la noción del ambiente cuando está concentrado en algo que le apasiona
  • No termina con todas las tareas escolares, especialmente en las de memorización
  • Interrumpe conversaciones para corregir los errores de los demás
  • Después de ser distraído, puede regresar rápidamente a la tarea

Tratamientos médicos para el TDAH

No parece haber cura. El objetivo del cuidado es reducir las consecuencias del TDAH en niños o adultos, es decir sus dificultades educativas o profesionales, su sufrimiento ligado al rechazo que a menudo sufren, su baja autoestima, etc. Crear un contexto que permita a la persona con TDAH tener experiencias positivas es, por lo tanto, parte del enfoque defendido por médicos, psico-educadores y profesores. Los padres también juegan un papel fundamental. En efecto, aunque muchos profesionales acompañan al niño y la familia, «los padres siguen siendo los» terapeutas «más importantes para estos niños», afirma el Dr. François Raymond, pediatra.

TDA superdotado intelectual altas capacidades

Medicamentos

Estos son los tipos de medicamentos que se utilizan. No siempre son necesarios y siempre deben estar asociados con uno o más enfoques psicosociales. Solo una evaluación médica completa determinará si es necesario un tratamiento farmacológico. Además, se debe contar con un seguimiento y una adaptación del tratamiento.

El metilfenidato (Ritalin®, Rilatine®, Biphentin®, Concerta®, PMS-Methylphenidate®) es, con mucho, el fármaco más utilizado en el TDAH. No cura el trastorno ni evita que continúe hasta la edad adulta, pero reduce los síntomas mientras la persona está en tratamiento. En adultos, el tratamiento es similar, pero las dosis son mayores. A veces, los antidepresivos pueden ayudar. Sin embargo, el tratamiento del TDAH en adultos ha sido menos estudiado que en niños y las recomendaciones varían de un país a otro. Es un estimulante que aumenta la actividad de la dopamina en el cerebro. Paradójicamente, esto calma a la persona, mejora su concentración y le permite tener experiencias más positivas. En los niños, a menudo observamos una mejora en el rendimiento académico. Las relaciones también son más armoniosas con familiares y amigos.

Se pueden usar otros medicamentos, según sea necesario, como los derivados de la anfetamina (Adderall®, Dexedrine®). Sus efectos (tanto beneficiosos como indeseables) se parecen a los del metilfenidato. Algunas personas responden mejor a un medicamento que a otra. También se cree que un fármaco no estimulante, la atomoxetina (Strattera®), reduce los principales síntomas de hiperactividad y falta de atención causados ​​por el TDAH. Uno de sus intereses es que no influiría en la calidad del sueño. Permitiría que los niños se duerman más rápido y estén menos irritables, en comparación con los niños que toman metilfenidato.

Déficit atención superdotado intelectual

¿Qué pasa si un superdotado con diagnostico equivocado toma esa medicación?

En mucho superdotados, niños, adolescentes o adultos a quién se les diagnostica un TDAH de manera equivocada se les receta pastillas para tratar los efectos. Los resultados son generalmente desastrosos para el superdotado intelectual. Siente que su cerebro se ha vuelto muy lento, unos dicen que se sienten como drogados, con dificultad para pensar y eso les hace mal.

A continuación: Cómo manejar mejor su TDA o TDAH siendo superdotado intelectual

Share